Puno cuenta con poco más de un millón de habitantes, con siglos de historia en su haber, que se expresan en una diversa gama de actividades culturales en el transcurso de su vida cotidiana.

  RITOS Y COSTUMBRES

Todo pueblo establece su ritualidad como respuesta a su cosmovisión, creencia o fe.

El pueblo del Altiplano, peruano y boliviano, es profundamente cristiano por herencia hispana y fundamentalmente andino, por reciprocidad a lo que recibe de la madre Naturaleza, su padre Sol y de sus protectores: “Apus” y Deidades.


Como producto de este sincretismo se mantienen vigentes, en su popularidad, ritos propiciatorios, de agradecimiento y de recordación. Los dos primeros son complementarios en un ciclo de vida básicamente productivo y los de recordación están movidos por el amor a sus seres queridos o por la fe.



Sacrificio


Pago a la tierra